Cómo los traductores autónomos pueden combinar las tendencias actuales y disfrutar de una gran oportunidad

James Hallett 16 feb. 2024 8 minutos de lectura
An introduction to translation collaboration
El sector de la localización ha experimentado un crecimiento constante, incluso frente a retos como la reciente pandemia de COVID-19. A medida que las organizaciones producen más contenido a través de diversos canales, la demanda sigue aumentando, y la actual explosión de contenido no muestra aún signos de remisión, como analizamos en nuestro reciente informe TTI.  
 
Hoy en día, los traductores se enfrentan a diversas cuestiones: cómo satisfacer las demandas de los clientes en cuanto a rapidez, calidad y coste, y cómo las tecnologías emergentes afectarán a su negocio. Un enfoque adecuado puede convertir estos retos en oportunidades. Repasemos las principales tendencias que están transformando el sector.   

IA generativa y grandes modelos lingüísticos (LLM).

Vale, que levante la mano quien sepa qué significa esto. No tienes por qué preocuparte si no conoces a fondo los nuevos conceptos que han surgido en torno al reciente auge de la IA. En pocas palabras, la IA generativa crea contenido de forma autónoma; es decir, elabora texto o imágenes originales basándose en patrones aprendidos a partir de una gran cantidad de datos. En el sector de la localización, lo que más nos interesa es su capacidad para crear contenido. 
 
Un gran modelo lingüístico (LLM), como ChatGPT, es un programa informático avanzado capaz de comprender y generar un lenguaje similar al humano. Gracias a su entrenamiento con grandes conjuntos de datos, es una herramienta sofisticada que puede encargarse de tareas como la escritura, la traducción y el resumen, ya que aprovecha su vasto conocimiento integrado para afrontar diversos retos relacionados con el lenguaje.  
 
No cabe duda de que la IA lingüística representa una gran oportunidad para los profesionales lingüísticos. A diferencia de los titulares sensacionalistas que vaticinan que la IA te esclavizará, su verdadero poder reside en mejorar y acelerar el trabajo que realizas. 
 
La IA generativa puede ayudar a los profesionales lingüísticos en tareas como la transcreación, la eliminación de sesgos de género y la adaptación de contenido a frases con una longitud específica. Uno de nuestros nuevos y emocionantes avances es la aplicación AI Professional, que integra los LLM en Trados Studio. Esto resulta de gran ayuda a la hora de perfeccionar el trabajo y afrontar una mayor variedad de retos lingüísticos, lo que en última instancia mejora la calidad general de las traducciones.  
 
Entre sus principales funciones se incluyen recomendaciones de traducciones alternativas basadas en entradas de texto definidas por el usuario, información adicional sobre el contenido de origen o de destino, y la eliminación del sesgo de género. Y eso no es todo. La aplicación, que se puede descargar desde la RWS AppStore, se actualiza de forma continua para ofrecer nuevas características y funciones, así como más opciones y flexibilidad. 
 
Otra función basada en IA que hemos desarrollado recientemente es «Trados Copilot - Smart Help». Smart Help aprovecha la IA para mejorar tu experiencia con Trados, haciéndola más fluida y eficiente que nunca. Su motor basado en inteligencia artificial clasifica nuestra amplia documentación de productos online para ofrecer respuestas precisas, oportunas y contextualizadas a tus dudas. 
 
Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la IA está teniendo un claro impacto en el sector. Y, si echamos la vista atrás, no es la primera vez que ocurre. La IA está presente en Trados desde hace décadas, y la traducción automática es una de las funciones principales de nuestros productos. Ahora estamos entrenando nuestro propio modelo de traducción automática neuronal, Language Weaver, para ofrecer una solución sencilla a quienes quieran utilizar lo último en traducción automática segura. 
 
Al recordar los temores pasados en torno a la traducción automática (MT), vemos que el pánico inicial se ha disipado. De hecho, la traducción automática no ha dejado de crecer en el sector, sin disminuir por ello la participación humana. En la actualidad, la traducción automática desempeña un papel esencial en el proceso de traducción y, con el tiempo, ocurrirá lo mismo con la IA generativa y los LLM. Por lo tanto, te recomendamos que te mantengas al día, que no rehúyas de la IA y que aproveches al máximo estas mejoras tecnológicas.  

Adiós, traductores. Hola, especialistas lingüísticos. 

No se puede subestimar la influencia transformadora de la tecnología en el papel de los profesionales de la traducción. Antaño limitados a subsanar lagunas lingüísticas y traducir textos, los traductores de hoy en día se han convertido en profesionales versátiles. La mayoría se desenvuelve ahora en un panorama digital dinámico, con diversos formatos, complejidades culturales y marcos normativos, todo ello sin descuidar la agilidad. 
 
Esta evolución exige nuevas habilidades, la utilización de herramientas avanzadas y enfoques innovadores a la hora de trabajar. Los profesionales lingüísticos de hoy en día han experimentado un cambio de paradigma, lo que significa que el papel tradicional del traductor está cambiando. Sin embargo, en medio de estas transformaciones, siempre ha habido una constante: la denominación del puesto de trabajo. Ha llegado el momento de despedirse de los «traductores» y entrar en la era de los «especialistas lingüísticos». 

Hiperlocalización: La pertinencia lo es todo. 

El aumento de la demanda de traducción es consecuencia del creciente énfasis en la personalización de la interacción con el cliente. Las empresas reconocen la importancia de comunicarse con los clientes en su lengua nativa, un hecho respaldado por nuestro último informe, enfocado en el entendimiento global. Ya es posible.  
 
Esta tendencia es especialmente beneficiosa a la hora de proporcionar nuevas oportunidades profesionales en el sector de la traducción a los hablantes bilingües que dominen varios idiomas. Sin embargo, también supone un cambio en el papel tradicional del «traductor». Como hemos señalado antes, los profesionales capaces de prosperar en este panorama cambiante serán los que encarnen el concepto de «especialista lingüístico».  Estos especialistas no son meros traductores; son lingüistas creativos y consultores culturales expertos en adaptar su trabajo para que cale hondo en el público objetivo.  

IA mediante crowdsourcing.

En la sociedad actual, la gestión de los componentes medioambientales, sociales y corporativos es crucial. Las empresas se esfuerzan por ser más inclusivas e introducen iniciativas que contribuyan a que sus productos y servicios sean lo más sostenibles e inclusivos posible. 
 
Los principios de DEIA (diversidad, equidad, inclusión y accesibilidad) de la plantilla siguen representando una prioridad para las empresas, lo que significa que comunicarse con las personas en su lengua nativa puede considerarse una contribución a los objetivos ESG. Esta cuestión guarda relación con nuestro debate sobre la hiperlocalización y el creciente énfasis en la atención personalizada al cliente. Por ejemplo, se ha producido un gran aumento de la demanda para añadir lenguaje de signos a los vídeos. 
 
Esta mayor concienciación sobre los principios de DEIA implica que a las organizaciones les interesa cada vez más que sus valores se reflejen en todos los idiomas que utilizan para comunicarse, lo que significa que los profesionales de la traducción deben estar atentos a las consideraciones lingüísticas relacionadas con el sexo, la raza, la religión, la discapacidad, la clase, etc. 
 
También está la cuestión de en qué medida son sostenibles las actividades de localización, especialmente si se utilizan modelos de IA generativa. Estos modelos necesitan una enorme capacidad informática para desarrollarse y ejecutarse, por lo que todas las organizaciones que los usen deben tener esto en cuenta a la hora de evaluar su avance hacia la consecución de objetivos medioambientales. 
 
¿Qué significa esto para los traductores? Pues bien, al igual que ocurre con la hiperlocalización, existen oportunidades para los traductores que pueden ayudar a las organizaciones a reflejar sus valores de DEI en la localización de contenido. Puede ser especialmente importante a la hora de evaluar la calidad de la traducción automática o de cualquier traducción basada en IA, ya que se ha comprobado que las máquinas reflejan sesgos del pasado.  

Cómo el trabajo prioritario en la nube y el experto en la materia se hicieron mejores amigos. 

La adopción de un enfoque que le dé prioridad a la nube está ganando terreno en el sector de la localización, sobre todo en aquellas funciones que se benefician de la accesibilidad de los activos lingüísticos centralizados y almacenados en la nube, y de los procesos gestionados en la nube. Es frecuente combinar la gestión de la traducción en la nube con una herramienta de traducción o posedición de escritorio. 
 
Gracias a la facilidad de implementación de soluciones en la nube y de acceso a ellas, así como a la notable mejora de la calidad de la traducción automática (MT), se está produciendo un cambio evidente hacia la revisión de traducciones en la nube por parte de expertos en la materia que no son necesariamente profesionales de la traducción. 
 
Esta tendencia es más acusada en áreas temáticas que exigen conocimientos especializados y un uso preciso de la terminología. Las organizaciones se plantean cada vez más el modelo «experto en la materia como poseditor»; es decir, valerse de traducción automática y emplear a expertos en la materia para editar lo que sea necesario. Los grandes modelos lingüísticos (LLM) están acelerando esta tendencia.  
 
No hay ningún motivo por el que esta tendencia no la puedan aprovechar también los trabajadores autónomos expertos en TI. Para que este modelo funcione, alguien debe organizar el flujo de trabajo exclusivo para los expertos en la materia, crear plantillas, organizar memorias de traducción, supervisar la optimización de la traducción automática/IA, desarrollar indicaciones o formar a los expertos en ingeniería de instrucciones, y ofrecer, en general, el nivel de asistencia adecuado. ¿Quién encajaría mejor en este puesto que un traductor autónomo con un gran conocimiento de la tecnología de traducción? Los trabajadores autónomos pueden actuar como intermediarios para ayudar a los expertos en la materia a incorporar los procesos correctos. 
 
Sin embargo, es posible que los traductores autónomos especializados se pregunten qué implica esto para ellos y sus carreras. Puesto que la cantidad de contenido traducible sigue aumentando, creemos que habrá un flujo constante de trabajo para todo el mundo, independientemente del modelo que apoyes.

¿Qué implica el ecosistema tecnológico para los profesionales de la traducción? 

El aumento de la digitalización de los procesos para obtener una mayor eficiencia ha generado, de manera involuntaria, toda una nueva categoría de ineficiencias: la fricción causada por los traspasos de una tecnología a otra. A medida que las organizaciones quieran ampliar el alcance de su contenido a través de múltiples plataformas, el proceso de traducción se topará inevitablemente con obstáculos. Por eso, cada vez se presta más atención a la creación de ecosistemas tecnológicos con elementos integrados a través de los cuales el trabajo pueda fluir sin complicaciones.  
 
En el caso de los traductores autónomos, es importante que la tecnología de traducción que elijan se integre de manera «plug-and-play» con los proveedores de trabajo de la cadena de suministro de localización. Como Trados se utiliza en toda la cadena de suministro de traducción, te garantizamos que podrás aceptar fácilmente proyectos de traducción y trabajar en ellos, con compatibilidad para todo tipo de entornos de trabajo y para todos los formatos de archivo más recientes. Además, somos propietarios de la primera y única AppStore del sector lingüístico, y operamos en ella. Desde esta tienda, podrás acceder a cientos de aplicaciones útiles que te ayudarán a ampliar la funcionalidad de tu entorno de Studio y a personalizar tu forma de trabajar. La aplicación AI Professional mencionada anteriormente es solo una de las cientos de aplicaciones útiles que puedes descargar y gestionar directamente desde Trados Studio.  
 
Trados también amplía sus capacidades al ofrecer una integración sin fisuras con API personalizables y tecnologías de socios. Un ejemplo es Metalinguist, cuya galardonada solución de gestión empresarial se integra perfectamente con Trados para ayudarte a expandir de forma eficiente tu empresa y liberarte de cargas administrativas. 
 
Por suerte, Trados no está solo. Se encuentra en el núcleo de un ecosistema tecnológico, lo que significa que puede expandirse en función de las necesidades de tu empresa y conectarse con tecnologías de socios. 

¿Y ahora qué? Por qué la tecnología adecuada es clave. 

Todos los proveedores de tecnología de traducción siguen de cerca las tendencias del sector, y nosotros no somos una excepción.  Las tendencias descritas en este blog han llegado para quedarse, lo que significa que necesitas un proveedor tecnológico en el que puedas confiar para que te ayude a afrontar los cambios del sector. En Trados, seguimos de cerca estas tendencias para definir y orientar la planificación de nuestros productos y nuestros futuros lanzamientos con el fin de satisfacer mejor tus necesidades. 
 
Obtén más información sobre estas tendencias y lo que Trados está haciendo para ayudar a los profesionales de la traducción en nuestro libro electrónico «Nueve tendencias (antiguas y nuevas) que dan forma a la localización». 
Leer el libro electrónico
Alina Bojescu
Redactar

James Hallett

Director de marketing
James, director de marketing de RWS, se centra en promocionar Trados entre los trabajadores autónomos. Trabaja en Trados desde 2022 y cuenta con más de siete años de experiencia en marketing.
Todo desde James Hallett